Bruno Unna

Palabras desnudas, privadas de vergüenza (y de sentido)

Predictibilidad

Es la predictibilidad de los eventos una bendición. ¿Qué clase de civilización podría construirse sin un nivel satisfactorio de predictibilidad?

Pero es la predictibilidad también una maldición. Es la fuga por la cual se cuela, se escapa, se pierde el sentido del sentido. Es la cura a la adicción a la mágica inverosimilitud de los hechos, mismos que sólo lo serían en ausencia de un mejor marco de referencia, pero que son ahora duros y fríos.

No creer, saber cómo terminará esta sesión, o este día, o esta relación. Recordar cómo serán las cosas inmediatas, y las que sigan, y recordar también cómo serán, el día en que yo muera. Eso se llama predictibilidad.

Archivado en: People, Psychology, , , ,

Podrías… ¿podrás?

Podrías hacer la magia más formidable. Pero has extraviado la varita. ¿Podrás hacer que otra aparezca, por arte de magia?

Podrías ir a donde quisieras, visitar el mundo entero, conocer, aprender, maravillarte. Pero te has doblegado ante las distancias. ¿Podrás viajar hasta el vehículo, una vez más?

Podrías volar, migrar, cambiar, crecer, tenaz, solar, feliz, mariposa de alas tornasoles, azules, verdes, rojizas, ambarinas. Pero hueles el néctar y bebes, y bebes, y bebes. ¿Podrás luego volar, acaso?

Podrías expresarte, contagiar tu increíble visión del mundo, dar y recibir sentido, enraizar en otras mentes y serles a un tiempo fértil tierra. Pero has querido enmudecer. ¿Podrás emular a Zacarías?

Archivado en: Poetry, , , , , , , , ,

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.