Bruno Unna

Palabras desnudas, privadas de vergüenza (y de sentido)

El que calla otorga

Eso dicen, los que saben: «el que calla otorga».

Pero no dicen que otorga calladamente. Desvencijada, blanda, cobardemente es que otorga. Otorga lentamente, lo hace tristemente. Depende del contexto, y depende de quien recibe. Es un otorgamiento vergonzoso. Ingenioso. Tristísimo.

Yo pregunto. No contestas. Y contestas. Y contesto, porque no lo haces, pero contesto lo que tú quieres. Ridículo. Tristísimo.

Tú preguntas. Y no lo haces. Y yo contesto, porque no preguntas, pero contesto lo que ya sabes: por eso no lo preguntas. Inevitable. Tristísimo.

Anuncios

Archivado en: Poetry, , ,

One Response

  1. miryam dice:

    El que otorga está vivo, siente y padece.
    Pero el silencio araña el tiempo y lo hace más pesado…
    ¡Cuándo podía ser tan leve!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

RSS Feed desconocido

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
A %d blogueros les gusta esto: