Bruno Unna

Palabras desnudas, privadas de vergüenza (y de sentido)

Mucha sangre

Sofía: Papá, mi amiguita se lastimó una uña y se le cayó hasta aquí (señala un dedo anular suyo, a la mitad de la uña). Y le salió sangre.

Yo: ¿En serio, m’hijita? ¿Le salió mucha sangre?

Sofía: Sí, muchísima sangre. ¿Te digo cuánta sangre le salío?

Yo: ¿Cuánta sangre le salió a tu amiguita del dedo, mi gordita?

Sofía: Mucha: como cien.

Yo: Um… ¿como cien qué, Sofi?

Sofía: Eh… (pausa) pues… ¡como cien sangre!

Anuncios

Archivado en: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

RSS Feed desconocido

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
A %d blogueros les gusta esto: